Transiciones organizativas

En el contexto de complejidad actual, las organizaciones quieren ser más performantes a varions niveles: relaciones satisfactorias y duradoras con sus usuarios/clientes, procesos de producción eficientes, oferta de productos/servicios innovadores, interacciones interdependientes entre unidades funcionales, implicación de los que trabajan en ellas, usuarios o mercados diversificados…, entre otros retos.

Si una organización está viva es que ya dispone de recursos o capacidades que operan satisfactoriamente y en coherencia con su identidad. El descubrimiento de estos elementos y cómo potenciarlos para dar una respuesta más sofisticada a la variedad de demandas del entorno es un factor esencial.

El Instituto Innova asesora a las organizaciones y/o equipos de trabajo en estos procesos por medio de la perspectiva operativa de la Transnovación®. Un instrumental de métodos y prácticas que tiene en cuenta los requisitos técnicos y formales de un proceso de cambio (conocimientos, procesos, demandas, estructura, recursos, etc.) a la vez que las dimensiones menos evidentes (relacionales, identitarias, políticas, etc.).

Las organizaciones a menudo abordan esta transición desde la misma perspectiva que ha creado el estado actual, y ello dificulta el proceso de innvoación. Desde el Instituto proponemos el uso de enfoques y métdodos diferentes que proporcionen un nuevo marco de sentido al proceso de transición y nuevas concepciones sobre el poder, la gobernanza  y el liderazgo, atendiendo también a la variabilidad de factores que intervienen.

La posibilidad de un cambio de perspectiva de los que impulsan y facilitan estos procesos es fundamental (ver aprendizajes experienciales). Una organización puede cambiar a medida que sus miembros cambian la comprensión de la misma y la acción que se deriva. De aquí que un proceso de transición también lo sea de aprendizaje organizativo.